Entertainment

“Sos una canillita de…” – Revista Paparazzi


Desde que blanquearon su romance, Luciano Castro y Flor Vigna dejaron en claro que son la pareja más dulce y amorosa del medio y que ninguno de los dos tiene reparos en ventilar datos de su ardiente vida íntima.

Así fue como nos enteramos de cómo se llaman los enamorados.“Encastradito’, ‘camadita’, y ‘estribillo’”… son algunos de los apodos que Vigna le puso a su novio. Pero hay más, mucho más, y la cantante lo expuso en Cortá por Lozano, mientras Castro presentaba junto a Josefina Aruzzi detalles de El primero de nosotros.

“Quiero aprovechar que hay gente que lo quiere y lo conoce mucho en el piso para que me ayuden con este tema. Castro es una de las personas más sensibles. Es un dulce de leche por dentro”, arrancó Flor, mientras él se ponía cada vez más rojo de vergüenza.

“Siendo una persona tan sensible, tan hermosa por dentro, ¿por qué se hace el duro? ¿Por qué se pone ese caparazón? ¿Por qué le gusta hablar mal de él? ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué? ¡Si sos una canillita libre de amor! Y quiero que expliques por qué te digo eso”, cerró.

Nervioso y entre risas, Luciano atinó a querer escapar del estudio. “Yo ya estoy para irme”, dijo y explicó: “Es que nuestra relación está basada en el diálogo. Los dos venimos de relaciones de muchos años y está claro que no queremos lo mismo por una cuestión de sanidad, queremos algo distinto”.

Entonces, cuando hablás tanto, en definitiva, es como que te conocés mucho más de inmediato”, siguió, y agregó: “Seguro que exagera, porque cuando uno está enamorado y habla de la persona que ama, es como que todo tiene un plus”.

“Me reconozco en cuanto a lo que dice de mis hijos, y eso que me pasa en la vida. No sé si soy tan afectivo como dijo ella, aunque lo intento. No soy un ogro. Son artilugios que uso para zafar, para ir para adelante”, señaló.

El ex de Sabrina Rojas aclaró que lo de “duro” es una fachada que elige para zanjar ciertas situaciones: “Yo prefiero eso a que me vengan a hablar y no saber qué hacer. Es medio berreta, pero lo hago”.

Para cerrar, el papá de Mateo, Esperanza y Fausto ahondó en el apodo amoroso que le puso Vigna: “Es porque le empiezo a decir cosas lindas y me dice ‘pará, canillita libre de amor’. Son todas cosas de enamoramiento, hermosas”.

Más información en paparazzi.com.ar




Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

close